domingo, 4 de enero de 2015

Circularidad

Hace mucho tiempo, el hombre descendió del mono para montarse al caballo de la evolución; galopó por los caminos del progreso, castigando siempre con la fusta a su dominado corcel; y se convirtió en un mono de circo, que montado a un caballo valiente, entretenía a la diversidad de especies del reino animal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario