miércoles, 29 de enero de 2014

Romina
(cortito para Twitter)


Tema musical: Parlez-Moi D'amour, en la voz de Lucienne Boyer.
Voz: Diego Alejandro Majluff.

   Te beso y el instante se detiene: ahora es mañana, ayer y el año que viene. Muere el tiempo en tus besos, que son todos los tiempos.

martes, 28 de enero de 2014

Desilusión
(cortito para Twitter)



  Desde aquella Navidad que vi al tío Antonio atascado en la chimenea, nunca más volvieron a salir del espejo mis amigos.

sábado, 25 de enero de 2014

Sabrosa Pasión



Texto y narración: Diego Alejandro Majluff.
Tema musical: Moliendo café, de Hugo Blanco.


Aunque tengo esposa y porvenir, mantengo una sabrosa y caliente relación paralela. Durante el día puedo sobrellevar la tentación del encuentro clandestino. Helena es de hacerme muchos mimos durante la siesta. En cambio a la noche, después de cenar, es cuando verdaderamente pierdo el sueño por el intenso sabor y espumosa textura del café peruano.

viernes, 17 de enero de 2014

Instrucciones para olvidar a una mina




Sabiendo de mi amistad con Armando Puccio, me han solicitado algunos de los textos escritos por él.
Sabiendo de mi fidelidad en la custodia de sus trabajos, y que jamás verían la luz las hojas escritas por él durante tantos años, editores inescrupulosos han depositado un billete de cien pesos debajo del pocillo de mi café, en el bar Enrique, para que yo cediera y entregue alguno de los escritos que mejor se adaptaran a los suplementos de verano de los diarios y revistas.
Al leer estas instrucciones, no crea el hombre que deban ser ejecutadas tan fervientemente: queda al libre albedrío aplicar la experiencia propia o dejarse influenciar por el resentimiento ajeno.
Le aconsejo al lector -y al oyente- que tome como una nota de humor las siguientes: 

Instrucciones para olvidar a una mina

· Siga usando los mismos perfumes, ropas, cama, marca de preservativos, etcétera. No usarlos acarrea un recuerdo aún mayor. La cotidianeidad, además de extinguir la pasión, también es un buen remedio para el olvido.
·  No culpe ni delegue responsabilidad a la divinidad: es un tema menor para semejante entidad, y el trámite por desilusión o desamor será tratado por delegaciones celestiales diferentes, como San Antonio para conseguir novia o novio, que no actúa directamente en la situación tratada en estas instrucciones; o San Expedito para lo imposible, lo cual es un poco extraña su función y no hace más que generar una apagada esperanza, como el caso de los piolas que le piden no morirse. Hay quienes prefieren vivir de la esperanza aún sabiendo que no existe solución, o que nunca serán correspondidos en el amor. De todas las Oficinas Celestes, yo prefiero una charla directa con el Patrón, es mucho más terapéutico y menos burocrático.
· No busque equivalentes fuera de la especie humana. De mal gusto es reemplazar o anteponer al nombre de una antigua novia, el nombre de una subespecie animal, como por ejemplo: gato, loro, víbora o vaca.  
·  No rece por la mina que perdió, mejor busque otra.
· No se suicide. El suicidio es un gran gasto y movimiento para toda la familia, sobre todo para los parientes que viven en otras localidades. Habrá primos segundos que ni se acordarán de usted, y estarán varias horas tratando de memorizar quién era su padre, quién era su madre, “¿nieto de la que se fue a Buenos Aires?”, y lo más probable es que se concluya diciendo que “ya de chico ese muchacho fue siempre medio rarito”.
·  Si se fue con otro hombre: no use la degradación hacia el otro, ni tampoco use al otro para compararse delante de sus amigos. Aunque la comparación, la diferencia entre los humanos, siempre es inevitable, úsela pero en su interior.
·  Si se fue con otra mujer: es igual de aplicable al punto anterior, y no trate de encontrarle una explicación a algo que no le corresponde. Así son las mujeres y entre ellas se entienden. *1


*1. Así son las mujeres y entre ellas se entienden. Afirmación de carácter machista y vulgar. Los editores y quien ha cedido el texto se declaran en desacuerdo con el inciso señalado.

jueves, 16 de enero de 2014

Pánico, III

Comparto un texto muy viejo que encontré en mi carpeta de borradores. Corresponde a la serie de textos titulados "Pánico" que de vez en cuando suelo escribir.

Pánico, III

Ingreso al Infierno
De golpe y sin darme cuenta Avenida de Mayo se corta, y lo que sigue a continuación ya no es un camino pavimentado sino una callejuela de ripio.

En primera persona
Qué difícil se hace transitar por terrenos sinuosos, esquivar obstáculos, estar atentos a los ataques de fieras horribles, caer, lastimarse. Cuando más me fijo en el camino, mayor es el miedo a caminar, a transitar.

Tragedia
¡Un águila a lo lejos! No tengo nada para defenderme. En la lejanía se distinguen dos torres, una a al costado de la otra. Me está vedado ingresar a esas torres ¡Qué feroz golpe me dio la vida! Teniendo una fortaleza frente a mí, debo sufrir los ataques del águila.

Análisis en el Infierno
Atacar, comer, huir y volver a comer: el proceso del ave. No ofrecer resistencia, callar y entender el juego, es lo que hace un caminante. Yo soy caminante. Yo entiendo el juego.

Salida del Infierno
Avenida de Mayo es de nuevo una senda segura, una senda sin miedos. Qué placer es caminar. Qué placer es vivir.

viernes, 10 de enero de 2014

Sandeces #1

Imagen encontrada por ahí


 El ideal sería el recuerdo semestral, pero lamentablemente, como todo ideal, termina siendo utópico; en la cotidianidad el recuerdo aparece cada media hora, en cada desayuno, en cada comida.