miércoles, 1 de mayo de 2013

Asesino

Hay un asesino en la imaginación de un pintor, y éste decide materializarlo pintándolo en óleo sobre una tela. Al finalizar la obra, es titulada “El malevo”.
“El malevo” se desprende de la tela para asesinar al pintor, con el único fin de saciar su impulsiva necesidad criminal. Pero al pretender ejecutarlo, repara que el puñal aún permanece en la mente del astuto artista que, con sarcástica risa, traza en el aire la daga que le da muerte a su creación.


6 comentarios:

  1. Fantástico. Me encantan estos de metaficción, donde se cruza una puerta y los personajes de un mundo traspasan al otro. La extensión medida y justa, y el estilo casi objetivo también me encantan. Disfruto montón de ese tipo de micros, gracias por escribirlo : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alba, es un honor que pases por mi blog.
      Sería ideal poder sacarse de encima un tormento y matarlo. Al menos, este muchacho pintor lo hizo. Y astuto: supo de la intensión de su propio tormento, de su propio miedo quizás...
      ¡Gracias por tu visita!

      Eliminar
  2. Maravilloso!! Me viene la sensación de estar leyendo el argumento de un cuento, pero cuando lees la última frase no se precisa de más!! Muy bueno!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Alejandro, qué gusto me de que hayas visitado mi blog! Los microrrelatos relacionados con la pintura, en mi cabeza se representaron como imágenes. Después les di forma de escritura.
      Un saludo, Alejandro.

      Eliminar