domingo, 30 de diciembre de 2012

Profecía

    El único sobreviviente camina entre restos óseos y humeantes de la civilización destruida. Mira a su alrededor y piensa: "si el señor presidente hubiera sido escéptico, ayer no me habría ordenado detonar el reactor nuclear".

3 comentarios:

  1. Estos tipos obedientes son altamente peligrosos.

    ResponderEliminar
  2. Muy honrado con su visita, Diego. Te felicito, comienza con buen pie esta andadura por la literatura, textos con muy buen humor y perspicacia.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a vos, Manuel! Escribo cuando el tiempo me lo permite, aunque todos los días entro a leer los microrrelatos de los amigos blogueros.
      Saludos desde Pergamino.

      Eliminar