sábado, 17 de noviembre de 2012

Experiencia conyugal

    Desilusionados se encontraron en una mirada. Lo que antes parecía ser una experiencia de nuevos e intrigantes sabores, se convirtió en una indefinida mezcla de repugnancia y confusión. Ella sintió culpa; pero él, que había aceptado la novedad, la miró y le dijo: “Es la última vez que compramos empanadas de choclo y pescado".

2 comentarios:

  1. Buen cambio de paso al giro final, con ciertos giros surrealistas.

    ResponderEliminar
  2. Muy agradecido por la lectura, Carlos. Muchas gracias.

    ResponderEliminar